¿Cómo detectar un problema de comunicación o del habla en mis hijos?

Los problemas del habla y el lenguaje son la discapacidad más común de la infancia, pero son los menos detectados, particularmente en los entornos de atención primaria, estos son los más comunes de las necesidades infantiles y afectan a 1 de cada 12 niños o 5% a 8% de los niños en edad preescolar. Las consecuencias de los problemas de habla y lenguaje no tratados son significativas y conducen a problemas de conducta, problemas de salud mental, dificultades de lectura y fracaso escolar, problemas de atención y aprendizaje. Sin embargo, estos problemas son los que menos se detectan en la atención primaria, aunque la intervención está disponible y abundante.

Un trastorno del lenguaje puede ser hablado y/o escrito (lectura y escritura). También puede ser receptivo (comprensión) y/o expresivo (hablar, leer, escribir o firmar).

¿Cómo detectar un problema de comunicación?

  • No sonríe ni interactúa con otros (nacimiento-3 meses)
  • No balbucea (4-7 meses)
  • Hace pocos sonidos (7-12 meses)
  • No usa gestos (por ejemplo, agitando, apuntando) (7-12 meses)
  • No entiende lo que otros dicen (7 meses-2 años)
  • Dice sólo unas pocas palabras (12-18 meses)
  • No pone palabras juntas para hacer frases (1½-2 años)
  • Dice menos de 50 palabras (2 años)
  • Tiene problemas para jugar y hablar con otros niños (2-3 años)
  • Tiene problemas con habilidades tempranas de lectura y escritura -por ejemplo, puede no mostrar interés en libros o dibujo (2½-3 años)

Formas de ayudar con trastornos del lenguaje

  • Escucha y responde a tu hijo
  • Hable, lea y juegue con su hijo
  • Comuníquese con su hijo (a) en el idioma que más se siente cómodo usando
  • Sepa que es bueno enseñar a su hijo a hablar un segundo idioma
  • Hable sobre lo que está haciendo y lo que está haciendo su hijo
  • Usa un montón de palabras diferentes con tu hijo
  • Utilice oraciones más largas a medida que su hijo crezca

Haga que su hijo juegue con otros niños

La importancia de la asistencia profesional

La intervención temprana conduce a mejores resultados, es importante además la visita a los controles pediátricos, en los cuales se irán realizando ciertos exámenes rutinarios de desarrollo, en los cuales la pediatra junto a la información que le proporcionen los padres, podrá sugerir programas de estimulación, exámenes auditivos y/o derivación a profesionales fonoaudiológicos para diagnosticar, fortalecer y potenciar esta necesidad.

El trabajo fonoaudiológico que un profesional de esta área puede entregar a sus hijos/as es de mucho valor, estos profesionales se encargan de desarrollar habilidades cognitivas, gesticulares y posturales que permitirán al niño/a ir adquiriendo el desarrollo adecuado del habla.

Ante necesidades mayores de audición y habla, su pesquisa temprana nos permitirá mejorar y actuar de manera exacta a las necesidades de nuestro/a hijo/a, lo que será un beneficio directo a su desarrollo.

Add your thoughts

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *