¿Cómo enfrentar las vacaciones de verano de tus hijos?

Aunque para los chicos las esperadas vacaciones de verano son el momento más ansiado del año, para muchos padres no supone siempre un motivo de alegría. Si bien es cierto que pasar tiempo junto a los chicos y realizar actividades familiares es una de las cosas más placenteras de todas, la mayor parte del tiempo el horario laboral no concuerda con el horario vacacional de los chicos.

Este es un escenario que se repite y se repite cada año y que nos hace preguntarnos como padres ¿Cómo afrontar las vacaciones de verano con los chicos? Pues muy sencillo, organización ante todo.

Varias posibilidades en función de cada niño

Cuando los pequeños aún no tienen edad para acudir al colegio, las vacaciones de verano suelen pasar desapercibidas, ya que esta incompatibilidad de horario es similar durante todo el año. En este caso por lo general lo más común es dejarlos al cuidado de una persona cercana y disfrutar de ellos al llegar a casa.

Pero cuando los chicos son más grandes las cosas cambian, por lo general suelen idealizar estos meses en los que planifican, los más chicos jugar y disfrutar y los adolescentes, pasar tiempo con sus amigos. ¿La solución? Hacer un equilibrio entre lo que ellos quieren, lo que tú quieres como padre y lo que es posible. ¡Enfrenta el verano de los chicos con estos 3 consejos!

1. Flexibiliza las normas

Si bien es cierto que no podemos permitir que durante el periodo vacacional los chicos pasen las 24 horas del día frente a la consola de videojuegos, las reglas si deben ser un poco más flexibles que en épocas escolares. Los chicos siempre van a querer divertirse, especialmente en vacaciones, al contrario de los adultos que buscamos descansar y dormir un poco más.

2. Organízate antes de iniciar el verano

Sobre todo si tu horario laboral no concuerda con las vacaciones de tus hijos, busca soluciones que se adaptan a esas horas donde debes estar ausente.

Una de las mejores soluciones para ellos son los After School de verano. Se trata de lugares seguros para su cuidado y desarrollo, como una guardería pero sin actividades escolares. Allí los chicos contarán con constante supervisión calificada, juegos, dinámicas, talleres, paseos y mucha diversión vacacional mientras trabajas, para que después puedas tú compartir con ellos.

3. Que el “compartir” entre en tu horario

Si bien es cierto que la mayor parte del tiempo las vacaciones para ellos, no son compatibles con tu horario laboral, es importante sacar un tiempo para compartir. Los fines de semana pueden realizar actividades como ir al cine, a los museos, al teatro, ir a un parque, piscina o cualquier lugar que les permita compartir y enfrentar este verano con la mejor actitud.

Add your thoughts

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *